Logroño, ejemplo de buenas prácticas en Servicios Sociales durante el estado de alarma en la jornada de la Red Española de Ciudades Inteligentes

En la jornada técnica organizada esta mañana por la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) durante el estado de alarma se ha contado con la participación de representantes de los Ayuntamientos de Logroño, Valladolid, Palma de Mallorca, Rivas, Alcobendas y Barcelona. En la cita se ha hablado también sobre asuntos  como el  teletrabajo o la movilidad sostenible vinculadas a la Covid-19.

En la jornada, el concejal de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario del ayuntamiento de Logroño, Iván Reinares explicó las actuaciones desarrolladas por la Unidad municipal de Servicios Sociales del Consistorio logroñés durante la pandemia, centradas en buena medida en la creación de una plataforma web, www.logroñocomunitario.es, para promover la colaboración ciudadana e impulsar la solidaridad vecinal con el fin de cubrir las necesidades sociales de las personas vulnerables.

Reinares detalló que, “en apenas unas semanas, a  través de esta web y de las redes sociales logramos conformar una red de unas 300 personas, que se convirtieron en enlaces comunitarios que coordinaban y canalizaban las necesidades sociales de los vecinos de sus respectivas comunidades en aspectos tan sencillos pero importantes como ayudar a tirar la basura o facilitar las compras a personas mayores, entre otros”.

Se calcula que esta red de apoyo vecinal “ha podido dar cobertura de servicios sociales a una población estimada de más de 10.000 personas”, afirmó el concejal de Servicios Sociales, quien indicó también que “hicimos una geolocalización de los domicilios que formaban esta red  para mostrar el área que estábamos cubriendo y así expandir la corriente de solidaridad al visualizarla sobre un plano”.

Por otra parte, Iván Reinares destacó que la web creada recibió más de 50.000 visitas y sirvió, además, “como plataforma de difusión de otras iniciativas del propio Ayuntamiento, así como de otras entidades y asociaciones de Logroño, de modo que la ciudadanía podía colaborar en áreas como infancia, juventud, recursos o salud emocional”.

Además, a través de encuentros telemáticos con distintas plataformas y del uso de las redes sociales, el Ayuntamiento de Logroño organizó durante el estado de alarma reuniones con asociaciones y entidades de voluntarios en las que se expusieron las necesidades del momento para tratar responder de forma rápida desde los Servicios Sociales municipales”. Este tipo de sistemas utilizados durante la pandemia, “nos ha ayudado, por un lado, a responder a temas como el reparto de mascarillas en la ciudad, y por otro, a detectar problemas de los colectivos más vulnerables como las personas mayores o la brecha digital que descubrimos en algunos colectivos de menores”.

Movilidad sostenible

En el transcurso de la jornada también se debatieron otros asuntos como la movilidad sostenible. Al igual que ha ocurrido en el caso de Logroño, el representante de Valladolid, Jerónimo Hinojosa, explicó que la crisis provocada por la Covid-19 “ha acelerado normativas y también proyectos”. Concretamente, “Valladolid ciudad ha impulsado la infraestructura de recarga eléctrica de vehículos de uso público, así como su interconectividad con los sistemas de otras ciudades o también se ha presentado el Plan Valladolid Ciudad Verde para incrementar el uso de la bicicleta, acelerar el proceso de peatonalización, con la creación de más de 25.000 metros cuadrados de nuevas zonas peatonales”, precisó.

También destacó que “se impulsó el incremento de las calles 30, el número de aparcabicis, acciones tácticas de movilidad para favorecer al peatón, al ciclista y al transporte público o el incremento de carriles bus-taxi y aparcamientos intermodales para favorecer el transporte público”. Otros asuntos como la electrificación de la flota municipal o la compatibilidad de los sistemas de pago para los servicios de transporte municipal también fueron recalcados.

Durante la jornada también se abordaron otros ámbitos como el teletrabajo, la digitalización de los servicios municipales, las áreas de medioambiente, emergencias, energía o turismo, entre otros.